Fallas Comunes del Sistema TPMS

Fallas Comunes del Sistema TPMS

Fallas Comunes del Sistema TPMS. El Sistema de Monitoreo de Presión de Neumáticos TPMS, por sus siglas en ingles.

¿Qué es el TPMS?

Es un sistema electrónico diseñado para monitorear la presión del aire en el interior de los neumáticos.

El TPMS envía la información de la presión del nos neumáticos en tiempo real al conductor del vehículo por medio de un medidor, una pantalla o una luz de advertencia.

¿Porqué fue implementado?

El sistema de Monitores de presión de Neumáticos fue implementado debido a los accidentes ocurridos por volcadura ocasionados por el desprendimiento de la banda de rodadura de los neumáticos al perder su presión. Fallas Comunes del Sistema TPMS.

Tipos de TPMS

Existen dos tipos de tecnologías para sistemas de control de presión neumáticos, los directos e indirectos:

  1. El TPMS directo es un sistema que advierte al operador del vehículo sobre un cambio no seguro de la presión de aire en los neumáticos. Ya sea individual o en los cuatro neumáticos simultáneamente. Las lecturas son proporcionadas por trasmisores detectores de presión (sensores) montados dentro de cada llanta. Se envía a una computadora central (ECU) para ser mostradas en el tablero. Una luz indicadora de advertencia en el panel instrumental y una advertencia audible darán aviso al conductor si ocurre una caída de 25% en la presión de la llantas.
  2. El TPMS indirectos: este sistema ni utiliza sensores de presión físico. La presión del aire se mide mediante el control de las velocidades de rotación de las ruedas individuales. Una rueda con poca presión tiene menos diámetro que una con la presión correcta, de modo que necesita dar más vueltas para recorrer la misma distancia. A través de los sensores del ABS, el sistema TPMS puede saber qué rueda da más vueltas de lo normal y advierte que ésta tiene una pérdida de presión. Fallas Comunes del Sistema TPMS.

Fallas más comunes

  • Se agota la batería del sensor: la vida útil de la batería de los sensores del TPMS es de 3 a 7 años.
  • Se ha golpeado la llanta: los bordillazos pueden estropear la lámina que mide la presión del sensor por su exposición a ambientes difíciles.
  • Desprogramación de la unidad de mando: en ocasiones, si nos quedamos completamente sin batería, al remplazarlo o quitarlo de manera inadecuada, la unidad de mando pierde la codificación de los sensores.
  • Perdidas de aire: las válvulas que llevan el sensor integrado suelen ser de cuello metálico, a diferencia de las válvulas normales que son de goma y sellan ellas mismas contra el orificio de la llanta. Esto se hace así para evitar vibraciones de la válvula a alta velocidad. Al ser metálicas, necesitan una junta teórica de goma que realice el sellado y tienen un par de apriete. Es conveniente revisar el apriete de la válvula de vez en cuando y cambiar la junta teórica si tiene fugas.

Riesgos que conlleva su falla

  • Consumo extra de combustible.
  • Desgaste irregular y en efecto pérdida de adherencia.
  • No detectar una eventual pinchadura.

Al estar familiarizados con el sistema de monitoreo de presión de neumáticos (TPMS). Contamos con cualquier solución para cualquier falla que presente. Podrá reducir el deterioro del vehículo producido por el frenado y mejora la manejabilidad de su unidad.

Agradecimiento

Artículo elaborado por Angel del Refugio Martinez Ramirez para Transmojal.

Deja un comentario

WhatsApp chat